CENTRO DE PSICOLOGÍA y LOGOPEDIA LOGPSIC

Avenida de Sada 5, 2C  Sada 15160 La Coruña Teléfono: 981 622 400 / Fernández Latorre 126, 1 izd, La Coruña. Teléfono/Fax: 981 249 766


¿QUÉ ESPERA UN HIJO DE SUS PADRES?

Además de recibir consuelo y poder sentir seguridad y confianza, necesitan saber que sus sentimientos van a ser respetados. Esperan solidaridad, cooperación y sobre todo SER ESCUCHADOS.

Es decir, que se atiendan sus preguntas y se contesten de forma clara y sincera. Los niños quieren aprender de sus padres y quieren saber el porqué de las cosas. La respuesta típica de “porque si” no les vale. Quieren saber cuál es el beneficio de no interrumpir, de decir la verdad y de relacionarse sin gritar entre otras muchas cosas.

Necesitan saber lo que se espera de ellos y saber qué esperar de sus padres. Las normas familiares deben de explicarse con exactitud y ser aplicadas continuamente.

Necesitan que las cosas sean previsibles. Los niños funcionan mejor si saben a lo que se atienen. De esta manera aprenderán qué comportamientos son aceptables y cuales no lo son.

Una psicóloga y madre expone que:


- Cuando un niño se siente respetado, respeta; si se siente engañado, miente.
- Un niño que se siente escuchado, escucha; sabe que hablar vale la pena.
- Un niño al que se le dan razones verdaderas y válidas, aprende que nadie (no solo el) puede hacer lo que quiere en cualquier momento.


¿QUÉ APRENDEN LOS NIÑOS DE LOS ADULTOS?

Cuando le preguntamos a los niños qué es lo que más les molesta de los “mayores” nos suelen contestar:


- que prometan y no cumplan
- que exigen cosas que ellos no hacen
- que me traten como a un niño pequeño
- que me mientan
- que griten para decir las cosas


Partiendo de esos comentarios podemos concluir que lo principal en la educación de los niños es DAR EJEMPLO.


- No le podemos pedir a los niños que no griten y hacerlo a gritos
- Les enseñamos que no deben interrumpir y nosotros los interrumpimos constantemente
- Les obligamos a cumplir con lo que prometen y nos olvidamos que también tenemos que cumplir con ellos


Hay que tener en cuenta que su sensibilidad para percibir las diferencias es incluso mayor que la nuestra y si no lo saben, sospechan y permanecen expectantes a cualquier señal que le pueda confirmar sus sospechas. Por el hecho de ser niños no podemos pensar que no se van a dar cuenta o que no importa.

Nuestra actitud puede demostrar una falta de valorización de la capacidad que tienen ellos para observarnos o acaso ¿creéis que no se dan cuenta?

Por lo tanto, la verdadera educación es la que se demuestra con hechos y no con sermones morales o discursos.

Las palabras deben igualar las acciones. Hay que ser coherente con lo que se dice e intentar ver al niño como un semejante, dotado de inteligencia y enorme capacidad de observación.

»


CENTRO LOGPSIC
PSICOLOGÍA & LOGOPEDIA
Avenida de Sada y sus contornos, 5 2C
15160, Sada, La Coruña
Tel / Fax: 981 622 400
info@centrologpsic.com